900 123 111 info@dobleaconsulting.es

CONSULTORIA COMPLIANCE

Compliance

La consultoría compliance de 2A consulting es un conjunto de servicios de prevención, gestión y control de todos los aspectos del cumplimiento normativo corporativo.

Con la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre del Código Penal, se apuesta por la continuidad de la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Y, con ello, surge la necesidad de implantar CORPORATE COMPLIANCE PROGRAMS. Nuestros servicios de consultoría compliance le proporcionan soluciones legales, tecnológicas y de organización.

Beneficios derivados de la implantación de un Sistema de Gestión de Compliance Penal. Los programas de cumplimiento tienen como objetivo fundamental trasladar a la organización y a todos sus colaboradores el conjunto de principios éticos y valores.

La instauración de un programa de debido cumplimiento y control en nuestras empresas, nos evitará importantes condenas para administradores y personas jurídicas en caso de no adoptar tales medidas.

Los servicios de Consultoría Compliance se centrarán en los siguientes ejes de actuación

En primer lugar, procederemos a la evaluación, proposición e implementación de códigos de buena conducta. De este modo, garantizamos la transparencia hacia los accionistas. De igual forma, se garantiza también una cultura organizativa por procesos que implique a todo el organigrama de la empresa. Con todo ello, se fomentan los códigos éticos y de buenas prácticas que se deben otorgar las empresas y organizaciones.

En la fase de evaluación del cumplimiento normativo, es importante involucrar a todos los grupos de interés. De este modo, determinamos un adecuado mapa de riesgos para la prevención de actuaciones ilícitas de las que puedan ser responsables tanto administradores y directivos como la propia empresa. Para finalmente, proponer medidas de prevención y de detección temprana para evitar los fraudes o minimizar su impacto.

Los riesgos de los incumplimientos no sólo pueden ser penales sino que en la mayoría de las ocasiones, pueden ser sanciones administrativas. En consecuencia, se produce un considerable daño económico e incluso de imagen corporativa. Por eso, es importantísimo implementar los controles adecuados para identificar y gestionar los riesgos por incumplimiento de obligaciones legales en compliance. Obligaciones diseminadas por numerosas regulaciones sectoriales y de diferentes Administraciones que pueden afectar a la gestión ordinaria de las empresas.

Evaluación y control de las amenazas informáticas externas. Así como de los riesgos ordinarios internos en la gestión y custodia de los datos y de la información que manejan las empresas.

Su designación formal y por escrito, garantiza su independencia y sin conflicto de intereses.

En función de los delitos que tengan posibilidad de producirse en la empresa, y de multitud de factores adicionales, hay que establecer medidas de organización y protocolos correspondientes para evitar el posible delito.

Se deben evaluar los posibles delitos a los que la empresa o grupo empresarial pueden estar expuestos. Posteriormente, se llevará a cabo la implantación de los protocolos.

A LA EMPRESA O ENTIDAD

• Multa (Hasta 9M, proporcional hasta el quíntuplo del perjuicio causado).

• Disolución de la Sociedad.

• Suspensión de actividades (hasta 5 años).

• Clausura de locales (hasta 5 años).

• Prohibición de actividades (definitiva o hasta 15 años).

• Intervención judicial.

• Inhabilitación (hasta 15 años para subvenciones y ayudas públicas, contratación con las Administraciones, beneficios fiscales).

AL ADMINISTRADOR, ORGANO DE DIRECCIóN, REPRESENTANTES LEGALES

• La correspondiente, en su grado como autores, partícipes, etc, al delito que se haya cometido por dolo o imprudencia al no implementar o implementar defectuosamente el modelo de prevención de delitos a tenor del Art. 31 bis CP o por comisión por omisión (Art. 11 CP): Penas privativas de libertad, inhabilitación especial, prohibición de actividades, multa, etc.

• Además, responderá en vía civil por los daños y perjuicios causados por su actitud dolosa o negligente.

Protección de Datos.

Delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial.

Daños informáticos y hacking Blanqueo de Capitales y Financiación legal.

En contra de la Hacienda Pública, Contrabando y delitos contra la Seguridad Social.

Estafas Delito contra el mercado y los consumidores que incluye a su vez:

• Descubrimiento y revelación de secretos de la empresa.

• Desabastecimiento de materias primas.

• Publicidad engañosa.

• Fraude de inversores y de crédito.

• Facturación fraudulenta.

• Manipulación de cotizaciones en los mercados.

• Abuso de información privilegiada.

• Facilitación ilegal de acceso a servicios de radiodifusión y televisión Insolvencias punibles (alzamientos y delitos relativos al concurso).

Corrupción (Cohecho, tráfico de influencias, corrupción entre particulares, corrupción internacional).

Delito de odio y enaltecimiento.

Medioambientales.

De urbanismo.

Contra la Seguridad de los Trabajadores.

Informáticos y conexos (Daños informáticos, allanamiento informático, delitos contra la intimidad).

Igualmente, en contra de la Salud Pública (Drogas).

Alteración de precios en Concursos o subastas.

Obstrucción a la actividad inspectora.

Corrupción y trata de seres humanos.

Falsificación de monedas y tarjetas.

Para la implementación correcta de un programa de compliance es imprescindible establecer un procedimiento sancionador preciso. Es fundamental que todos los miembros de las organizaciones sean conocedores de las sanciones aplicables a aquellos que incumplen el contenido del programa de cumplimiento.

Circular 1/2016 de la Fiscalía General del Estado (FGE) se refiere a los canales de denuncia del modo siguiente: “La existencia de unos canales de denuncia de incumplimientos internos o de actividades ilícitas de la empresa es uno de los elementos clave de los modelos de prevención.” “Muchas de ellas (actividades de la función de cumplimiento) resultarán tanto más eficaces cuanto mayor sea su nivel de externalización, como ocurre con la formación de directivos y empleados o con los canales de denuncias, más utilizados (por los empleados) y efectivos cuando son gestionados por una empresa externa, que puede garantizar mayores niveles de independencia y confidencialidad”.